Saltar al contenido

Dos (o Reflexión)

Me he dado cuenta que no sé nada (creo que siempre lo he sabido). Todo lo que respondo suelen ser retazos de frases oídas en conversaciones, que armo como un rompecabezas en el que manipulo las fichas para que cacen sin problemas. ¿Seré un sabio? ¿Seré un necio? Puedo decirme muchas otras cosas o hacerme parecer como un tonto o un simple aprendiz. Al final debo parecer estar en el nivel del entorno en que me muevo; no sé si mintiendo, rehaciendo o sólo repitiendo lo que alguien ya me ha dicho.
(15-feb-2009)

Publicado enDivagarEscritos

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*