Saltar al contenido

Día: 28 octubre, 2006

Viajar

A ratos no entiendo la molestias por las que hay que pasar cuando se va a un aeropuerto. Ayer perdí la lima de mi cortauñas porque la tenía en la maleta que llevaba colgada al hombro (en ella estaba el libro que iba a leer durante el vuelo, la próxima vez me conformo con revistas o con mirar como la persona de mi lado se encarga de llenar Sudokus). Además perdí unas tijeras que solía usar bastante y quién sabe cuándo consiga porque para que vuelva a subirse un muchacho a un bus urbano ofreciendo agujas, hilo y tijeras hay…

Deja un comentario