07
Feb 06

Drogas en el Campus

Dejar el colegio atrás y llegar a la Universidad, permite a muchos jóvenes acceder a un nuevo mundo más permisivo y que, a la vez, les exige más responsabilidades. La falta de preparación para asumir estas decisiones hace que fácilmente se pueda llegar al mundo de las drogas psicoactivas que están presentes silenciosamente en el mundo universitario. Bueno, ni tan silenciosamente puesto que todos terminan sabiendo donde están y cómo las pueden adquirir.
En su investigación “Las drogas tal cual…” Karina Malpica nos dice: “Ningún gobierno puede proteger la salud de sus ciudadanos, ni a través de la legislación, ni mediante campañas atemorizantes. Tampoco se puede decretar la desaparición de las drogas. Estarán con nosotros en tanto muchas personas encuentren en ellas el refugio, la evasión, la distracción, el conocimiento, el alivio o la satisfacción que buscan. Lo que sí resulta factible es reducir los daños que causan la desinformación, el consumo, el abuso y sobre todo, la prohibición de algunas de ellas.”.
Las drogas no son un problema aislado de otros que actualmente causan daño en la sociedad. A veces se requieren hechos graves para disparar las alarmas y ponerlo nuevamente en la agenda pública. Problema que al pasar de moda seguirá ocurriendo silenciosamente. En la última edición del periódico de la Universidad de Antioquia “Alma Mater”, el rector Alberto Uribe Correa se pronuncia sobre la reciente muerte de un estudiante y nos dice “La muerte por sobredosis del estudiante John Renato Rúa Mejía y el riesgo que por la misma situación vivió la alumna Dilean Esther Muñoz Medina, deben llamar a la reflexión y a la toma de acciones inmediatas por parte de todos los actores de la sociedad.”.
Como siempre, aunque no podemos decir que no se hayan intentado campañas preventivas, hay que esperar que ocurran hechos graves para empezar a hacer un análisis del problema desde otros puntos de vista. Tampoco se debe creer que el problema acaba al cerrar los espacios donde comúnmente se ofrecen y se consumen estas drogas. Puesto que solo se logran mudar estas actividades de sitio. Tampoco hay que hacer una cacería de brujas contra el consumo de las mismas. Hay que reflexionar, preguntarse y dar una mirada atrás de lo que está sucediendo, el problema de las drogas en las universidades ha estado siempre presente y las campañas contra su consumo no se pueden quedar solo en el tema de la decisión sin considerar, por ejemplo, los otros muchos factores presentes al momento.

Copyright © 2016 Silenceway
Proudly powered by WordPress, Free WordPress Themes

 Subscribe in a reader