Saltar al contenido

Suerte

Por fin subí esta historia que tenía pendiente, solo quita 10 ó 15 minutos el leerla. Se encuentra con fecha de 31 de octubre 🙂

Otra vez la requisa. El hombre pidió que abriera mi chaqueta antes de entrar. Palpó mi cintura, pidió que abriera mi maleta y luego hizo una seña para que siguiera adelante. Pasé bajo un detector de metales que emitió ese chillido normal para quien entra.

Publicado enEscritosPeriodismo

Un comentario

  1. Carlos Carlos

    No tiene estructura de columna. Es evidentemente un relato y aunque se pudiera pensar que más adelante entraría en los terrenos de la opinión, ese primer párrafo insinúa una crónica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*